El tejido pulmonar de los fumadores empedernidos puede volver a la normalidad después de dejar de fumar, según un estudio.

Las personas que han fumado mucho durante toda la vida pueden reducir drásticamente el riesgo de cáncer de pulmón si dejan de fumar, según un estudio en el que los científicos afirman que el hallazgo ofrece esperanza a los fumadores a largo plazo.

El estudio del Instituto Wellcome Sanger y el University College London encontró que, en comparación con los fumadores actuales, las personas que habían dejado de fumar tenían más células pulmonares “genéticamente sanas”, ya que en el órgano crecían nuevas células sanas para reponer el revestimiento de sus vías respiratorias.

A su vez, las células tenían menos probabilidades de convertirse en cáncer en el futuro.

“Las personas que han fumado mucho durante 30, 40 o más años a menudo me dicen que es demasiado tarde para dejar de fumar, el daño ya está hecho”, dijo el Dr. Peter Campbell, del Instituto Wellcome Sanger y autor principal del estudio.

“Lo que es tan emocionante de nuestro estudio es que muestra que nunca es demasiado tarde para dejar de fumar – algunas de las personas en nuestro estudio habían fumado más de 15.000 paquetes de cigarrillos a lo largo de su vida, pero a los pocos años de haber dejado de fumar muchas de las células que recubren sus vías respiratorias no mostraron ninguna evidencia de daño por el tabaco”.

Comments are closed.